dirección de proyectos
Consultoría

Sensatez, equilibrio y agilidad en la dirección de proyectos


Lo diré de una manera muy clara. Si tienes mucho sentido común, es muy posible, que llegues a ser un gran director de proyectos.


La dirección de proyectos es equilibrio, sensatez y agilidad

En realidad, si tienes mucho sentido común, no solo es posible que llegues a ser un buen gerentes de proyectos. Es muy posible que hagas bien casi cualquier cosa en esta vida. y que te vaya muy bien, tanto desde el punto de vista profesional como del personal. En tu proyecto personal y en tu proyecto profesional.

Pero hay que tener sentido común. Recuerda lo que decía el clásico, ¡ah!, el sentido común, el menos común de los sentidos.

Un pequeño test que te ruego contestes según te voy formulando las preguntas:

  • ¿quieres rodearte de gente sensata?,
  • ¿te gustan las personas equilibradas?,
  • ¿te gusta que tus problemas persistan?, ¿o prefieres que se solucionen con agilidad?.

Como dicen en las películas de juicios, “no haré más preguntas señoría”.

Tu vida es un proyecto. Generaliza, reflexiona y actúa en consecuencia.

La importancia de la sensatez, el equilibrio y la agilidad en la dirección de proyectos

Un proyecto requiere de:

  • planificación,
  • organización,
  • de un buen sistema de comunicación,
  • de equilibrio
  • y de decisiones sensatas y a tiempo.

Y todo ello regido por el sentido común y la sensatez, lo que viene a ser lo mismo.

Sin comunicación ni puedes entender a nadie ni puedes ser entendido.

En los proyectos, en la vida, muchas veces si no te esfuerzas en explicarte, simplemente, no serás entendido. Cuanto antes lo metas en tu cabeza y lo metes en tus proyectos mejor te irá.

Tu y yo damos muchas cosas por obvias, tu sentido común te dice que son de sentido común y, por lo tanto, todo el mundo lo ve como tu, ¿verdad?. Pues no, muchas veces es así, los demás no ven las cosas como tu las ves y, por lo tanto, tendrás que esforzarte en explicarlas. Tienes que comunicar siempre, desde el inicio del proyecto hasta su conclusión.

Esto es tan importante, que te asegures de que todo el mundo se comunica correctamente, que el pmbok le concede expresamente un proceso de los 49 que promulga.

El equipo de proyecto.

Debemos tener en cuenta que los equipos de proyectos son un cajón de sastre:

  • con gente de diferentes culturas,
  • diferentes maneras de pensar,
  • diferentes países, no solo de origen, sino que durante el proyecto residen en diferentes países,
  • con diferentes objetivos.

Por lo tanto, se hace imprescindible, la sensatez y el equilibrio, a la hora de ordenar y gestionar el proyecto.

Dirigir un proyecto.

Nos vamos a encontrar con muchas cosas, aparentemente heterogéneas, que debemos organizar en un sistema organizado y eficaz. Eso es dirigir un proyecto.

Debemos desarrollar esa capacidad para saber encontrar el equilibrio entre muchas variables diferentes que influyen en nuestros proyectos y, ¡no pocas veces contradictorias!.

Esto aunado a la agilidad y a la prontitud a la hora de tomar decisiones, son cualidades que deben coronar la labor del Project manager.

Se sensato en tus planteamientos, equilibrado en tus decisiones y ágil en tus respuestas. Tampoco es pedir la luna.

 

Author Info

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.